Beneficios de la matronatación

La matronatación o natación para bebés puede realizarse, según recomiendan los expertos, desde los 4-6 meses hasta los 3-4 años, que es cuando ya podemos empezar a nadar propiamente dicho. Esta natación adaptada a los más pequeños no tiene mucho que ver con la natación en sí, persigue objetivos completamente diferentes y su metodología es totalmente distinta. Los objetivos de la matronatación pueden resumirse en tres:

Matronatación o natación para bebés - Maria Molina - Entrenador Personal Online

Matronatación o natación para bebés – Maria Molina – Entrenador Personal Alicante

- Mejorar y afianzar el vínculo afectivo-cognitivo con los padres. Hay que tener en cuenta que madres, padres y bebés van a compartir una experiencia única en un medio completamente nuevo para ellos. Los papás deben entrar al agua con sus hijos por lo que fomentamos la interacción, el conocimiento mutuo, las reacciones…y juntos van a ir superando día a día nuevos retos dentro de la piscina.

- Desarrollar aspectos físicos y psicomotrices. A través de la matronatación el bebé mejora la coordinación y el equilibrio, así como el aumento de la fuerza. Además mejora el sistema cardiovascular y respiratorio, evita problemas de obesidad y fortalece el sistema inmunológico.

Mayor desarrollo cognitivo. Esta demostrado que los niños que han practicado matronatación desde bien pequeños tienen una mayor concentración y mejor respuesta ante problemas. Varios estudios avalan que la estimulación prenatal parece tener un efecto favorable sobre la inteligencia y el coeficiente intelectual. Además, el agua estimula la capacidad de juego del niño y este hecho repercutirá muy positivamente en aprendizajes futuros.

Recomendaciones a tener en cuenta antes de meternos en la piscina con nuestro hijo

  • Escoger una piscina que esté acondicionada para esta práctica: temperatura adecuada (32º aproximadamente), espacios higiénicos, niveles de cloro no muy elevados, zona de vestuarios igualmente climatizada para evitar resfriados.
  • Evitar ir a la piscina en horas con mucha afluencia, el niño puede asustarse y estar incómodo con tanto ruido.
  • Equipar bien al bebé con bañador, pañal, gorrito, chanclas, toalla y gafas.
  • Elige una hora que te permita mantener los horarios del niño sobre todo respecto al sueño y a las comidas. No le des de comer antes de meterte en la piscina.
  • Ten en cuenta que cada niño necesita un tiempo diferente para adaptarse al medio e ir superando objetivos. Evita las comparaciones con otros bebés.
  • No te pases la clase sufriendo, disfrútala y así tu hijo tendrá menos miedo y disfrutará más también.
Matronatacion o natación para bebes - Maria Molina - Entrenador Personal Online

Matronatación, al agua patos! -Maria Molina – Entrenador Personal Alicante

 

 María Molina – Entrenador Personal Alicante

EmailFacebookTwitterGoogle++